Cómo declarar los ingresos de Google Adsense
3.58 (71.67%) 12 votos

[Adsensei] Hoy estoy especialmente contento porque traigo como invitado al blog a un auténtico profesional sobre temas jurídicos para que nos hable acerca de un tema que siempre se torna como un tanto “espinoso” e incluso “complicado” entre los bloggers: “¿Cómo se declaran los ingresos de Adsense en España?“. Jesús Pérez Serna nos responde.

Si eres un amante de Adsense guarda este contenido en favoritos, porque si finalmente logras que te vaya bien ($$$) necesitarás volver a él en un futuro. He googleado esta pregunta en varias ocasiones y nunca me he encontrado con un contenido de la extensión, precisión y calidad de la que Jesús nos trae hoy para nuestro deleite. Así que no me enrollo más y os dejo con este auténtico crack (al que ojalá algún día pueda fichar en mi equipo) 😉

###

declarar los ingresos en google adsense

En menudo lío me ha metido el bueno de Dean proponiéndome un post sobre el asunto de los ingresos por Google Adsense y sus implicaciones legales. Es un tema complejo de tratar por dos razones: primero porque hay algunas “zonas oscuras” en la legislación vigente y segundo porque en ocasiones se puede crear una polémica estéril al confundir el asesoramiento con la opinión personal.

Es por eso que he pensado desarrollar el texto en tres fases:

Empezaré por ponerme el traje de asesor estricto que aplica la ley en su literalidad, me quito luego la corbata (pero manteniendo la chaqueta) y echamos un vistazo a ciertas normas que pueden estar sujetas a distintas interpretaciones, y acabo con sudadera y vaqueros charlando contigo en voz baja.

Eso sí, no puedo dejar de advertir que todo lo que se diga se refiere a las leyes españolas. Si el lector reside en otra país de habla hispana deberá revisar su propia legislación, que podría ser muy diferente.

Vamos al lío.

La legalidad estricta

abogado en adsense

Nos vamos a encontrar con tres frentes de actuación:

  • La Agencia Tributaria (Hacienda)
  • La Seguridad Social
  • Y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI)

Empezando con Hacienda el primer paso deber ser darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) con el llamdo modelo 037, donde se debe elegir el epígrafe correspondiente a la actividad a realizar, que en este caso pueden ser el 844 Publicidad, o el 769.9 Servicios de la sociedad de la información.

Por suerte este trámite es gratuito para ingresos inferiores a 1 millón de euros… y si ganas más ¿Qué haces leyendo este post en vez de estar tumbado en una playa caribeña tras haber encargado todas estas gestiones a un buen gestor?

Ya que en el caso de Adsense el pagador es Google Irlanda, nos encontramos con operaciones que, por tratarse de una empresa no española pero sí europea, no están sujetas a IVA. Entonces debemos también tramitar el alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios por medio del modelo 036.

A partir de ese momento habremos generado la obligación de presentar trimestralmente el modelo 303 de liquidación de IVA y anualmente el resumen a través del modelo 390. Además deberemos llevar un registro de las facturas emitidas y recibidas, conservándolas durante al menos 4 años (plazo de prescripción del IVA).

También se deberá presentar trimestralmente el modelo 130 de pago fraccionado del Impuesto de la Renta sobre Personas Físicas (IRPF), en el que se indicarán los ingresos obtenidos por publicidad, los gastos que se puedan imputar a esa actividad y sobre la diferencia calcular el 20% que se debe abonar a Hacienda y luego regularizar en el impuesto anual sobre la Renta.

Importante recordar que estas declaraciones hay que hacerlas siempre, incluso aunque durante algún periodo no hayamos cobrado ni gastado nada, en cuyo caso irán a cero pero hay que presentarlas igual.

En el caso de que cobres (o pagues a algún proveedor) más de 3.000 euros en un año, deberás también cumplimentar el modelo 347 (operaciones con terceros).

Respecto a la Seguridad Social debemos inscribirnos como autónomos (el conocido como RETA o Regimen Especial de Trabajadores Autónomos), salvo que dispongamos de una sociedad que se encargue de emitir las correspondientes facturas. Aunque el coste mínimo mensual es en principio de unos 260 euros, puedes optar a la llamada “tarifa plana” siempre y cuando no hayas estado de alta como autónomo en los cinco años anteriores y no tengas empleados.

En ese caso pagarás unos 50 euros/mes los seis primeros meses, 130 euros/mes los seis siguiente, 180 euros/mes otros seis mas (y otros seis más si eres menor de 30 años), pasando luego a la cuota normal.

Otra circunstancia a considerar es el caso de que además se esté trabajando por cuenta ajena. Entonces se puede optar a una reducción del 50% en la cuota de autónomo.

Respecto a la LSSI, su artículo 10 obliga a incluir en el sitio web como mínimo esta información: nombre, residencia, NIF y dirección de correo electrónico (usualmente en el apartado conocido como “Aviso Legal”, aunque ninguna norma exige que se tenga que llamar así).

Las zonas grises

escala-de-grises

No hay duda con la LSSI, debes cumplirla siempre sí o sí (y sin haberlo deseado me ha salido un pareado). Tampoco es problema serio el tema IRPF, al fin y al cabo es proporcional a los beneficios y si no ganas nada tampoco pagas y si pagas mucho será que has ganado también mucho, así que disfrútalo.

La controversia llega con el tema de autónomos y la típica duda de “pero oiga, si yo tengo un blog con poco tráfico y apenas saco de Adsense lo suficiente para pagar el hosting ¿cómo voy a pagar la cuota de autónomos, incluso aunque pueda optar a alguna de las bonificaciones?”

Legalmente “se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo.”

La cuestión es qué se entiende como “habitual”, y sobre esto hay gran controversia, sentencias de todo tipo en los tribunales y opiniones diferentes cuando se eleva una consulta a los funcionarios de la Seguridad Social. En algunos casos se ha usado como criterio el concepto del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que actualmente ronda los 9.000 euros anuales, es decir, que por debajo de esa cantidad no tendríamos la obligación de ser autónomo.

Sin embargo como digo hay sentencias que no han dado por válido este criterio y el problema es que si aparece el conflicto con la administración puedes verte sometido a una inspección, con todo el lío y riesgos que ello supone. Si además el resultado es un dictamen en tu contra, la reclamación ante un trbunal conllevará sus costes en tasas, abogado, procurador, etc…

Entre tu y yo

entre tu y yo

Aquí vienen esos conceptos que cuando se comentan suelen ir acompañados de la coletilla “te lo digo a ti en confianza, pero si alguien me pregunta negaré siempre haberlo dicho“. El problema ahora es que esto queda escrito, con lo que difícilmente podría negarlo a posteriori, y además con lo que sabe Dean de SEO seguro que este post acaba bien posicionado, así que vamos a ser extremadamente prudentes.

¿Qué hacer en el caso de ingresos pequeños con los que no sale a cuenta pagar la cuota de autónomos? Pues sinceramente si nos quedamos por debajo de los 3.000 euros anuales ya comentados resulta extremadamente difícil que la Seguridad Social nos vaya a descubrir. A buen entendedor…

¿Y si estamos por encima de los 3.000 pero por debajo del SMI? Hacienda lo sabrá a través del 347, pero como los cruces de datos entre organismos a veces van y a veces no, esto no significa que automáticamente la Seguridad Social también esté informada. En caso de problemas podríamos alegar el tema ya comentado de no habitualidad en función de esos ingresos, pero como ya he dicho es una tesis controvertida y además hay que recordar que con la administración el procedimiento habitual suele ser del tipo te inspecciono, te sanciono, paga y luego ya vas reclamando. Tu verás…

¿Y si acumulo los pagos una vez al año (opción posible en Adsense) y me doy de alta como autónomo sólo ese mes? Pues también es peligroso. Una cosa es que Google permita esa opción a nivel puramente financiero, pero en cualquier caso los importes se generan mes a mes, con lo que me parece muy difícil de defender en caso de inspección.

Finalmente, como opinión 100% personal, creo que está situación es literalmente un asco que condena a mucha gente que quiere ganarse un dinerillo honradamente a permanecer en el mercado negro de la econonomía sumergida, pero mi deber es darte la información “tal y cual” y que con todos los datos tomes tu la decisión que creas mas conveniente, asumiendo, eso sí, los posibles riesgos.

###

Dean: ¿Te dije que era bueno o no? esta información en una asesoría puede acarrear un coste (como es lógico), pero gracias a la amabilidad de Jesús aquí todos la tenemos disponible de forma gratuita. Comparte el post por redes o aprovecha para preguntar tus dudas legales respecto de Adsense al autor.

jesus perez sernaJesús Pérez Serna es autor de los blogs Marketing Positivo y Ayuda Ley Protección Datos. También puedes seguirlo en Twitter y Google+

Estamos mejorando los comentarios del blog, pero en ocasiones aun dan algun error puntual, si notas alguno en cualquier momento (el que sea) o quieres darme sugerencias de como mejorarlos, escribeme por email a contacto@blogger3cero.com 🙂

Dean
Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter